Koenigsegg Direct Drive Transmission: Cómo funciona

Koenigsegg Direct Drive Transmission: Cómo funciona

38
0
Compartir
Koenigsegg Direct Drive Transmission

Koenigsegg Direct Drive Transmission

Uno de los modelos destacados en el pasado Salón de Ginebra ha sido el Koenigsegg Regera ya que podriamos decir que es un híbrido de nueva generación. La marca suiza, no es muy fan de los híbridos, difíciles de diseñar a la hora de comprometer peso, coste, coste, eficiencia.

Lo llamamos de nueva generación ya que no tiene las limitaciones tradicionales de un híbrido.

Los híbridos en paralelo, son más pesados, como se ve en el siguiente gráfico tienen dos sistemas de propulsión independientes. En paralelo se disponen el motor de combustión frente al motor eléctrico y confluyen en la transmisión.

Técnica: Cómo funciona la Koenigsegg Direct Drive Transmission
Disposición de un híbrido en paralelo

 

Por otra parte, los híbridos en serie consiguen un peso menor y costes más bajos. Sin embargo en cuanto a eficiencia hay más pérdida a lo largo de la cadena motor.

 

Koenigsegg Direct Drive Transmission
Disposición de un híbrido en paralelo

La “Koenigsegg Direct Drive Transmission” o KDD para abreviar es un invento de Christian von Koenigsegg y desarrollado para el Regera por el equipo de Ingeniería Avanzada de Koenigsegg.
El sistema de KDD sustituye a la transmisión tradicional de los motores de combustión y da el beneficio añadido de modo EV puro (predominio de potencia eléctrica).

Lo que hace único al sistema KDD es que consigue transmisión directa desde el motor al eje trasero sin la necesidad de caja de cambios o una transmisión variable, sin las consecuentes pérdidas de energía. Durante el viaje en carretera, por ejemplo, el KDD reduce las pérdidas del tren motriz, en comparación con la transmisión tradicional o CVT (variable)  en más de un 50%, ya que sólo hay transmisión de potencia directamente desde el motor a las ruedas.

Para conseguir un suplemento de energía el sistema dispone de 3 motores eléctricos YASA. Este tipo de motor eléctrico tienen un gran capacidad de potencia a pesar de su pequeño tamaño y permiten una transmisión directa,son el ingrediente clave de la KDD. Hay un motor YASA para cada rueda trasera, dando accionamiento directo – esta vez eléctrico – y otro en el cigüeñal, dando par adicional, generación de electricidad y funcionalidad del motor de arranque.

Según la marca:

los tres motores eléctricos constituyen el motor eléctrico más potente puesto en marcha de la historia en la producción de automóviles sustituyendo los engranajes de una transmisión normal y además añadiendo; potencia, par, vectorización del par y aún así capaz de eliminar peso.

 

Koenigsegg Direct Drive Transmission
Diseño de la PU

Las baterías del Koenigsegg Regera son también un punto a destacar del modelo pero lo desarrollaremos en un artículo más adelante.

Resumiendo el sistema de propulsión del Koenigsegg Regera consta de:
Batería (a la izquierda del esquema siguiente)
Motor de combustión
Motores eléctricos de las ruedas (de casi 218 CV (160 kW) y 300 Nm), a ambos lados del engranaje reductor de transmisión
Motor eléctrico delante del motor térmico, acoplado al cigüeñal (de casi 218 CV (160 kW) y 300 Nm), entre otras cosas ayuda a arrancar al motor térmico.

Koenigsegg Direct Drive Transmission
Esquema de la PU

Entre el motor térmico y el engranaje reductor de transmisión hay un acoplamiento hidráulico, que ejerce una misión imprescindible. Su misión es desacoplar o acoplar el motor térmico a las ruedas en función de las revoluciones del motor de gasolina. Si gira muy bajo de vueltas, sin suficiente par y potencia, se complementa con los motores eléctricos, que sí la dan, y viceversa.

Los dos motores eléctricos traseros, los de las ruedas, tienen un control electrónico avanzado de su entrega de par. Gracias a lo cual se puede regular su velocidad de giro a voluntad, en tiempo real, para que la transmisión del giro a las ruedas sea la que se necesita en cada momento. Lo que llamamos anteriormente “vectorización del par”.

Sin duda una solución ingeniosa, pura ingeniería a favor de la eficiencia.

Fuente – Koenigsegg

No hay comentarios

Dejar una respuesta