Porsche 935 K3 uno de los ‘Widowmaker’ más famosos

Porsche 935 K3 uno de los ‘Widowmaker’ más famosos

41
0
Compartir
Porsche 935 K3

Porsche 935 K3

Por desgracia a lo largo de la historia ha habido coches terriblemente difíciles de conducir, algunos de ellos dejando muchas víctimas en la carretera haciéndose con el apodo de ‘widowmaker’ o como se le llamaba en España al Renault Dauphine ‘el coche de las viudas’.

Hoy hablaremos del PORSCHE 935 K3, en realidad es una versión del 911 para Le Mans. El 911 con su motor tendían al sobreviraje y además tendía a despegar, toda una aventura conducirlo. Cada vez que se levanta el acelerador o se frena, todo el peso pasa inmediatamente hacia la parte delantera del coche, por lo que la trasera se levanta. En cada curva, el morro del 911 responde bien una vez que el peso está ahí, pero la parte trasera sigue queriendo irse hacia delante con todas sus ganas. Hasta 1994, con la introducción del control de estabilidad, no mejoró la maniobrabilidad.

El Porsche 935 K3 es imponente, más grande que un Turbo 930 y en comparación con los coches de carreras modernos, el 935 es sorprendentemente simple: ¡Tiene 30 años!

Porsche 935 K3
©Petrolicius.com

La aerodinámica se limitan al clásico faldón delantero y un enorme alerón trasero en forma de ala en la parte posterior, sin duda se nota que en aquella época no había potentes programas de CFD. El interior es similar a la de un coche de carretera, nada de complejos paneles electrónicos, apenas unos cuantos básicos indicadores. El resto del interior es de metal desnudo y una jaula antivuelco.

Porsche 935 K3
©Petrolicius.com

El 935 K3 tiene 4 marchas, un pedal de embrague… Pura conducción, arrojo e instinto. Si además tenemos en cuenta que competía en Le Mans… ¡Más que emocionante!

En realidad el Porsche 935 K3 es una versión modificada del 935, versión del 911 para el París-Dakar. El motor del 935 K3 tiene dos turbos, la suspensión está modificada respecto al 935, tiene frenos más grandes y un tipo de caja de cambios invertido con el fin de permitir que el titanio ejes trabajan directamente y bajar el centro de gravedad, y diferente carrocería y aerodinámica .

Porsche 935 K3
 1981 Kremer Porsche 935 K3, as driven by Edgar Dören (D)/Jürgen Lässig (D) in the 1981 Silverstone 6 Hours. Taken at the 2007 Silverstone Classic. Fuente: wikicommons

 

Próximamente en nuestra serie de coches terribles: Renault Dauphine, el coche de las viudas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta